RED MISIONERA

…como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

LA MISIÓN ES PRIMORDIALMENTE DE DIOS

la Iglesia es su brazo de bendición, pero Él espera que la misión no solo se cumpla, sino que se cumpla a la manera de Dios.

La palabra profética de la Gran Comisión según Juan 20:21: “Como me envió el Padre, así yo os envío”; nos da claridad y confirmación que dentro de los elementos bíblicos de la misión no solo está el pensar ¿dónde? ¿Con quién? sino ¿cómo?.

“Que ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea" - Juan 17:21

Desde la misión dada por Jesús a sus seguidores hasta la más alta práctica de la misma por sus discípulos en el Libro de los Hechos, nos deja ver un elemento como primordial de la tarea: la interdependencia. El envío de los setenta, de dos en dos, en Lucas 10 y la magna declaración de Jesús en Juan 17:21: “Que ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea”, confirman de nuevo la presencia del elemento unificador y cooperativo de la misión.

El escritor y pastor, Rob Warner de Inglaterra escribió: “La unidad bíblica es la única base adecuada para la eficiencia de nuestros ministerios. Solamente juntos podemos ejercer un impacto verdadero en nuestras comunidades, nuestras naciones.

La Red Misionera

es una plataforma de conexión de los diferentes ministerios y organizaciones que trabajan en y desde España enfocados en el cumplimiento de la Gran Comisión. En las décadas anteriores y por muchos años, funcionó en España la AME (Asociación de Misiones Extranjeras) que trabajó por muchos años en la cooperación entre organizaciones y su buen desempeño en el contexto español. Hoy día seguimos necesitando de un esfuerzo que nos mantenga interconectados y nos permita ser altamente eficientes en la labor misionera.

La Red Misionera no quiere llegar a ser una estructura, sino que busca ser un grupo de personas que se juntan informalmente, que se comunican entre ellos y que comparten ideas e información para cubrir sus necesidades individuales y organizacionales en primera instancia. Luego, y de forma natural quiere ayudar a construir relaciones estrechas de trabajo entre individuos, iglesias y organizaciones que aceptan trabajar juntos para un propósito específico porque pueden lograr más trabajando juntos que separados.